Poema de dos estrofas a una madre sacrificada

MADRE SACRIFICADA

Dios gracias te doy por mi madre,

Aquella dulce mirada

Que enaltece el alma,

Llevando consigo la alegría

Engalanado a sus hijos queridos

Dándoles fuerza a cada uno,

Sin demostrar su tristeza

Que aquella tiene por dentro

Sangra y sangra sin compasión

Un corazón lleno de dolor que,

Brindándoles una linda sonrisa

Una sonrisa de grandeza y felicidad

Sin saber cómo disimular,

Tus ojitos como brillan por llorar

Porque tú y yo lloramos juntos

No lo detengas madre.

II

Madre mía, tú que dejas de comer

Para alimentarnos de día y de noche

Como no vamos a tenerte presente,

Eres la mujer tan divina

Que nos trajiste a este mundo

Con mucho y bastante dolor

Soportándose nueve meses

Arriesgando siempre tu vida

Cuidándonos de las adversidades

Que se presentan en el camino

Con tu protección amigable

No permitirás que caiga al vacío

Eres una madre luchadora

Y con una mentalidad bondadosa

Te decimos feliz día madre adorada.

Autor: Juan Fermín Suárez Sandoval

Escribe un comentario en Poema de dos estrofas a una madre sacrificada